Te invito a experimentar el Yoga! Es un fabuloso sistema integral y holístico, cualquiera puede comprobarlo por vivencia propia. Podemos definir al Yoga como "Sadhana Sarvanga", una práctica para todo el cuerpo, valiéndose de ejercicios físicos y respiratorios. También es "Antaranga Sadhana", una práctica interna, para trascender la mente por medio de la meditación. El Yoga nos lleva así a la serenidad y la plenitud. Es la ciencia de integrar cuerpo, mente y espíritu.

YOGASANA, VINYASA Y SUS FUNDAMENTOS TEÓRICOS

 Siddhasana - arte: Manivelu
Las asanas o yogasanas (posturas de yoga) son una parte integral de la antiquísima práctica del yoga (yoga abhyasa). Son, en los tiempos modernos, las que han dado publicidad y han vuelto ampliamente conocida a esta antigua ciencia. Esto llevó a muchos a considerar que el Yoga solo consiste en la práctica de asanas, lo cual, además de ser un gran equívoco, está totalmente alejado de la realidad, y excluye todas las otras herramientas y posibilidades que ofrece esta disciplina para el desarrollo personal y la autorrealización.

Dicho esto, vamos a enfocarnos ahora en analizar el trasfondo teórico-práctico, y las bases sobre las que debe construirse y desarrollarse la asanabhyasa (práctica de posturas). Estas técnicas están expuestas en los tratados que nos legaron los antiguos Rishis (sabios).

Por un lado tenemos los antiguos e importantes tratados sobre Hatha Yoga, entre los que se destacan: "Goraksha Shatakam" de Gorakshanatha, "Gheranda Samhita" de Gheranda, "Hatha Yoga Pradipika" de Svatmarama y "Shiva Samhita". Otros menos difundidos como "Yoga Rahasya" de Nathamuni, "Yogayajñavalkya Samhita" de Yajñavalkya, "Tirumantiram" de Tiromoolar, "Yoga Taravali" de Shankaracharya, así como varios Tantras y Upanishads que se ocupan de la disciplina del Hatha Yoga. Entre estos últimos podemos citar: "Yoga Darshana Upanishad" y "Yoga Chudamani Upanishad", entre otros.

Y por otro lado, tenemos los "Yoga Sutras" de Patanjali, considerado como uno de los textos más importantes del Yoga, no solo porque en él se exponen de forma sistematizada los principios fundamentales que involucran la práctica, sino también porque es el texto que ha posicionado al Yoga como una de "Las Seis Darshanas" o Escuelas filosóficas de la India: "Purva Mimamsa" de Jaimini, "Vaisheshika" de Kanada, "Nyaya" de Gautama, "Samkhya" de Kapila, "Yoga" de Patanjali, y "Vedanta".
En este texto se expone el sistema del Ashtanga Yoga o "Yoga de los Ocho Miembros", el cual es la base y columna vertebral de toda yogasadhana (práctica espiritual).

Hay otra serie textos poco conocidos y solo estudiados por los adeptos al Yoga, tales como: "SiddhaSiddhantaPaddhati", "YogaSiddhantaChandrika", Hatharatnavali", "Hathasanketa chandrika", "Kapalakurantaka Hathabhyasapaddhati", "Joga Pradipaka", "Yogasanamala", "Rudrayamala", "Yoga Rasayana", "Kumbhaka Paddhati", "Hathapradipikavritti", y otros.

Todos estos grandes tratados, nos enseñan la forma correcta de abordar y practicar esta disciplina, sus técnicas, fundamentos, beneficios y peligros. Pero cabe aquí hacer una advertencia y llamado de atención: en los textos sólo se da una idea general y aproximada del Yoga, y son una guía de referencia para los practicantes avanzados. Todos los detalles, pormenores, secretos, conocimientos y correcta ejecución de las técnicas, deben aprenderse de un Guru (maestro genuino) o Instructor calificado. El Yoga no puede aprenderse de libros, vídeos o cursos por correspondencia. La forma tradicional de aprendizaje es "Gurukula" (maestro-discípulo), y bajo el amparo del "Parampara": que es el linaje y la sucesión discipular. Sólo así es efectiva la práctica, la formación y el aprendizaje.

 Halasana - arte: Manivelu

GENERALIDADES

Debemos decir en principio, que la meta del Hatha Yoga ("yoga físico") es el Raja Yoga ("yoga real", también llamado yoga mental, pues hace hincapié en la meditación). El Hatha Yoga y Raja Yoga no se excluyen, más bien el Hatha es la base y el medio por el cual se accede al Raja Yoga. El objetivo y finalidad de las técnicas del Hatha Yoga: asanas, pranayamas, kriyas, mudras; es preparar el "vehículo físico" para el yoga superior. Las técnicas del Hatha Yoga tienen como objeto purificar cuerpo y mente para poder acceder a la experiencia espiritual, por eso es también llamado Yoga Fisiológico.

Pranamya śrīgurum nātham svātmārāmena yoginā | kevalam rājayogāya hathavidyopadiśyate 
"El yogui Svātmārāma, después de saludar solemnemente a su maestro, establece desde el principio que el hathavidyā es solamente un medio para la realización del rājayoga." - Hatha Yoga Pradipika.

Y comienza así el Gheranda Samhita: "Me inclino ante el Señor Śiva que en el principio enseñó el hathavidyā, ciencia que destaca como el primer peldaño de la escala que conduce a las supremas alturas del Rāja Yoga."

La palabra Hatha deriva de las raíces "ha" (sol) y "tha" (luna), y se refiere simbólicamente al flujo de la respiración, del Prana o energía vital: el "aliento de la luna" (ida nadi) que es la respiración por fosa nasal izquierda, y el "aliento del sol" (pingala nadi) que es la respiración por la fosa nasal derecha. El Hatha Yoga es la unión de los dos alientos, lo cual, según el Yoga conduce a Samadhi: estados de profunda interiorización y meditación por los que se accede a los planos sutiles más allá de la mente y a la experiencia directa de la dimensión espiritual.

El Hatha Yoga, por medio de técnicas psicofísicas lleva a la conquista del cuerpo, purificándolo para así estabilizar la respiración y lograr el control conciente de las corrientes pránicas por el yogi. Conquistando la respiración se conquista la mente.
Según el Yoga esto despierta una fuerza oculta y latente en el cuerpo denominada "Kundalini Shakti".

 Shirshasana - arte: Manivelu
FUNDAMENTOS

Tomaremos como fuente principal el texto de Patanjali, "Yoga Sutras". Ya que si bien en los textos clásicos de Hatha Yoga se describen cantidad de yogasanas y cómo realizarlas, en los Yoga Sutras hallaremos los principios sobre cómo debe abordarse la práctica de asanas, cual debe ser el foco interno y externo, y cual el objetivo.
Muchos dirán que Patanjali cuando habla de asana solo se refiere a las posturas estáticas de meditación. Sin embargo, todos los grandes Yogacharyas (maestros de yoga) enseñan que estos principios deben ser aplicados a toda práctica de yogasanas en general, para alcanzar el dominio del cuerpo y la perfección del Hatha Yoga.

El texto de Patanjali, tiene apenas unos pocos sutras en los que se habla de asana y sin embargo, en ellos se encuentra toda la instrucción necesaria para el éxito en la práctica.
Los versos en cuestión, se encuentran en el segundo libro llamado "Sadhana Padah". En él se expone el Ashtanga Yoga o "yoga de los ocho miembros", también llamado Kriya Yoga o "yoga de la acción":


Sthirasukhamāsanam
Las características de la postura son firmeza y comodidad.  Prayatnaśaithilyānantyasamāpattibhyām
La postura se vuelve firme y cómoda mediante la relajación de la tensión y la fusión con el infinito.
Tato dvandvānabhighātah
A partir de entonces, una vez que se perfecciona la postura, al yogui no le afectan las situaciones extremas.

(Yoga Sutra II-46,47,48. Tomado de "Vyasa Yoga-Bhashya": versión y comentarios de Vyasa).

Como podemos ver, estos sutras nos dan la pauta de cómo debemos abordar asana, cómo debemos trabajar en asana, y cual es el objetivo de asana. 

Toda asana debe ser estable, firme, alerta (sthira), cómoda, placentera, fluida (sukham). Estos principios nos dan la pauta de que el cuerpo no debe violentarse. Se debe buscar poco a poco y progresivamente el dominio y control del mismo en cada postura, por medio de un esfuerzo consciente que proyecte la voluntad e inteligencia hacia todas las partes implicadas en la realización de las asanas, no solo hacia los músculos, articulaciones y ligamentos, sino también hacia los órganos internos, la circulación y la respiración. Es muy importante entender este principio: no debe forzarse el cuerpo para llegar al máximo de una asana, se debe ir poco a poco, a través de un proceso conciente por medio del cual cultivamos el autoconocimiento, purificamos, limpiamos, y liberamos la energía bloqueada propiciando un estado de meditación; toda vez que la agitación y falta de concentración hacen imposible la ejecución y perfeccionamiento de las asanas. 
En todos los aspectos del Yoga hay sarvanga sadhana (práctica externa) y antaranga sadhana (práctica interna). 

B.K.S. Iyengar define asana como: "firmeza corporal perfecta, estabilidad de inteligencia y benevolencia de espíritu". Y a este respecto agrega: "Cualquier asana que se efectúe, debe ser hecha con un sentimiento de firmeza, estabilidad y resistencia en el cuerpo; buena voluntad en la cabeza y conciencia y deleite en el corazón. Así es como debe entenderse, practicarse y experimentarse cada asana. La ejecución de cada asana debe ser nutritiva e iluminativa"..."En cada asana debemos trabajar de tal modo que el cuerpo se limpie, se purifique, absorba y filtre"...""El yoga es más que una disciplina física; es celular, mental, intelectual y espiritual."

Según T.K.V. Desikachar: "La asana debe tener una doble cualidad: la atención y la relajación"..."Cuando se practican correctamente debe haber atención sin tensión y relajación sin embotamiento ni pesadez."

Y a este respecto dice Sri Anirvan: "Al dominar las asanas, la quietud, la estabilidad y una sensación de claridad y bienestar se desarrollan en el cuerpo, colmándolo. Uno siente al Amado en todo momento, actuando en el corazón."

"La determinación, la firmeza y la concentración son la clave para alcanzar una postura." - Srila B.A. Paramadvaiti Swami.

Vyasa, en sus comentarios a los Yoga Sutras dice: "La postura se perfecciona mediante la relajación de la tensión. Con dicha relajación de la tensión cesa la agitación corporal."
Y según Shankaracharya en sus comentarios: "La postura debe ser completamente firme. Esto se consigue una vez adoptada la posición mediante la desaparición del esfuerzo o (cuando resulta familiar) no ejerciendo esfuerzo en absoluto."

Llegados a este punto, debemos decir que la herramienta fundamental para conquistar asana es la respiración. El foco debe estar siempre en la regulación de la respiración, y por medio de ella, proyectándola hacia cada parte del cuerpo, ir relajando, disolviendo, sacando tensión, rigidez, dolor, desbloqueando la energía atesorada en forma de corazas en cada músculo, articulación, órgano. Generando así espacio, flexibilidad, fluidez, armonía y bienestar, tanto física como mental. Si, cuerpo, mente y emociones están íntimamente relacionados. Toda emoción, pensamientos, impresiones, etc.; quedan atrapadas en músculos y ligamentos en la forma de corazas somáticas. A este respecto dice Gregor Mahele: "¿Cómo se manifiestan en el cuerpo las emociones, los pensamientos y las impresiones pasadas? Algunos estudiantes de yoga experimentan mucha ira al comenzar a flexionarse hacia adelante. Esto se debe a la ira pasada almacenada en los ligamentos. Si dejáramos ir conscientemente a la ira, la emoción desaparecería. Si no, saldrá a la superficie de alguna otra manera, posiblemente como un acto de agresión o una enfermedad crónica. Otros estudiantes sienten ganas de llorar después de una retroflexión intensa. El dolor emocional se acumula en el pecho, donde funciona como una coraza, endureciendo alrededor del corazón. Esta coraza se puede disolver en la retroflexión. Si soltáramos la coraza, resultará un sentimiento de alivio tremendo, acompañado a veces de llanto. La rigidez extrema se puede relacionar con la rigidez mental o la incapacidad para dejarse llevar por situaciones desconocidas. La flexibilidad extrema se puede relacionar con la incapacidad para tomar una posición en la vida y poner límites. En este caso, la práctica de asana necesita basarse más en la fuerza, para crear un equilibrio y aprender a resistir el ser llevado por situaciones inapropiadas. El asana nos invita a reconocer el pasado y a dejarlo ir. Esto a su vez nos traerá al momento presente y nos permitirá soltar conceptos limitantes tales como quién pensamos que somos."

Y según Yogacharya B.K.S. Iyengar: "Igual que los códigos éticos del Yoga purifican nuestras acciones en el mundo, asana y pranayama purifican nuestro mundo interior. Utilizamos esas prácticas para aprender a soportar y superar los dolores y aflicciones inevitables de la vida. Las prácticas yóguicas nos enseñan hasta que punto puede nuestro cuerpo soportar el dolor y cuánta aflicción puede tolerar la mente. Como el dolor es inevitable, asana es un laboratorio en el que descubrimos cómo tolerar el dolor inevitable y cómo transformar el dolor que puede ser transformado. Las asanas nos ayudan a desarrollar tolerancia en el cuerpo y la mente para así poder soportar el estrés y la tensión con más facilidad. En otras palabras, el esfuerzo y sus dolores inevitables forman parte esencial de lo que las asanas nos enseñan. Por ejemplo, los estiramientos hacia atrás nos permiten ver el valor y la tenacidad de las personas. Las asanas de equilibrio sobre los brazos enseñan y cultivan la tolerancia. Si puedes adaptarte y equilibrarte en un mundo que está siempre en movimiento y es inestable, sabrás cómo tolerar el cambio y la diferencia permanente." 

Hasta aquí, hemos explicado los fundamentos de asana, analizando brevemente el significado de los sutras antes mencionados. Y de todo ello se desprende que el objetivo último del Hatha Yoga, es preparar cuerpo y mente para abordar el yoga superior: Samyama y Mantra. Pasamos ahora al siguiente ítem de este artículo: Vinyasa.

Ardha Matsyendrasana - arte: Manivelu

VINYASA

El término "Vinyasa" significa "ir a través" o "movimiento". El concepto de Vinyasa fué traído a luz por el Maestro Sri T. Krishnamacharya. 
Según Krishnamacharya, el Vinyasa Yoga era una práctica muy antigua que había caído en el olvido. Él aprendió esta modalidad de "Yoga Dinámico" (vinyasa yoga) y secuenciación de las asanas (vinyasa krama), de su propio Guru y de ciertos textos antiguos que él le revelara para su estudio y aprendizaje.  

La particularidad de este sistema es que vincula el complejo cuerpo-mente por medio de movimientos sincronizados con la respiración. Las asanas se realizan en secuencias y movimientos de transición específicos, coordinados por la respiración.
Cada movimiento respiratorio o vinyasa, prepara para el cuerpo para la ejecución de la siguiente postura, involucrando también en esto "sarvanga sadhana" o práctica externa, definida por el movimiento del cuerpo, y "antaranga sadhana" o práctica interna, definida por el movimiento de la respiración.
El vinyasa genera energía y "calor interno", facilitando así la ejecución y perfeccionamiento de las posturas, la purificación física y mental, e incrementa la fuerza y la flexibilidad.

El maestro Sri K. Pattabhi Jois, explica los componentes fundamentales del Vinyasa Yoga con el concepto de Tristhana. Según él enseña:
"TRISTHANA: Significa tres puntos de atención o acción: postura (asanas), sistema de respiración y movimiento (vinyasa) y Focalización de la mirada (drishtis). Estos tres son muy importantes para la práctica de yoga, y corresponde a tres niveles de purificación: el cuerpo, el sistema nervioso y la mente. Siempre son realizados conjuntamente.

ASANAS (posturas): Fortalecen y dan flexibilidad al cuerpo.
Sistema de Respiración y Movimiento (Vinyasa): Ambos inhalación y exhalación deben ser estables y simétricos, la duración de la inhalación y exhalación debe ser la misma.

VINYASA: significa sistema de respiración y movimiento. Para cada movimiento hay una respiración. El vinyasa tiene como objetivo la limpieza interna. Respiración y movimientos sincronizados durante la ejecución de asanas calientan la sangre, haciéndola circular libremente, purificando y eliminando las enfermedades. Cuando existe dificultad en la circulación sanguínea, aparecen las enfermedades. Las impurezas son eliminadas con el sudor durante la práctica. Bandhas, llaves o contracciones, un importante componente del sistema de respiración. Son tres, mula bandha, uddiyana bandha y jalandhara bandha. Sin los bandhas, el sistema de respiración no es correcto, y la ejecución de los asanas no traerá beneficios.

DRISHTI (puntos de focalización): donde se fija la mirada durante la ejecución de los asanas. Con estos puntos de focalización se estabiliza la funcionalidad de la mente."

Al igual que en asana, como vimos anteriormente, su práctica está íntimamente vinculada a la atención en el flujo respiratorio y la ejecución de cada movimiento (vinyasa) y postura (asana) por medio de la inhalación y la exhalación, transformándose en una meditación dinámica que une cuerpo y mente utilizando la respiración como arnés: "El primer paso en la práctica de asana es la unión de la mente con el movimiento y la respiración." - T.K.V. Desikachar

Según Sri K. Pattabhi Jois: "Yoga es purificación interna, no es sólo ejercicio físico. Yoga es autoconocimiento. Asana es solo el principio, asana te vuelve fuerte y resistente, tu energía aumenta y tu mente se estabiliza. Solo practica, no hables... 95% práctica y 5% teoría. Disciplina significa que tu haces tu práctica. Primero debes obtener fuerza y resistencia. Tenemos tres cuerpos, el externo, el interno y el espiritual. La respiración y los vinyasas son muy importantes, sin ellos no alcanzas el cuerpo interno y el espiritual. Respiración y vinyasa, ese es el método."

El Vinyasa Yoga es un práctica intensa. Purifica el cuerpo a través del calor aumentando la salud y vitalidad. Desbloquea y activa la circulación de energía vital (prana) purificando la red de canales sutiles (nadis). A este respecto dice Sri K. Pattabhi Jois: “Para limpiar el cuerpo internamente, dos elementos son necesarios, fuego y aire. El lugar del fuego en nuestro cuerpo está localizado a cuatro pulgadas bajo el ombligo. Esta es la localización de nuestra fuerza vital. De forma a que el fuego queme, el aire es necesario, de ahí la necesidad de la respiración. El mismo método funciona para la respiración. La respiración larga y de duración constante fortalecerá nuestro fuego interno, incrementado el calor en el cuerpo, el cual calienta la sangre para la purificación física, quema las impurezas, y purifica el sistema nervioso. La respiración larga y constante incrementa el fuego interno y fortalece el sistema nervioso de una forma controlada y a un ritmo constante. Cuando este fuego es fortalecido, nuestra digestión, salud y longevidad, todos aumentan. Un importante componente del sistema de respiración son mula y uddiyana bandha. Estos sellos proporcionan brillo, ligereza y salud al cuerpo, ayuda a desarrollar un fuerte fuego interno. Sin los bandas, la respiración no será correcta, y los asanas no serán beneficiosos.” 

"Céntrate en mantener la firmeza y el bienestar del cuerpo en cada asana, siente tu respiración, déjate fluir en ella, concentra tu mente en las sensaciones y la respiración y adorna todo con una gran sonrisa interna e incluso externa… Entonces podrás sentir la magia del Yoga en movimiento." - R. Sharath Jois

Nos observa Srivatsa Ramaswami: "El estiramiento de los músculos y los vasos sanguíneos se ve favorecido por una variedad de vinyasas en diferentes posiciones de asanas y los mudras, si se hace regularmente. El efecto es mayor cuando la respiración lenta ayuda a dirigir este estiramiento. Esto ayuda a mejorar la elasticidad de los vasos y la circulación sanguínea (sanchara rakta), lo cual posiblemente da como resultado la reducción de la presión arterial. Reducir la velocidad de la respiración deliberadamente en la práctica de asana y vinyasas ayuda a relajar los músculos, los vasos sanguíneos y la mente. Aprende a practicar el yoga lentamente con variedad de vinyasas y respiración consciente". Y también: "La palabra sánscrita vinyasa está compuesta por el prefijo vi, que significa ‘variación’, y el sufijo nyasa, que significa ‘con parámetros recomendados’. Los parámetros recomendados del yoga clásico con respecto a los yogasanas, según el Yoga Sutra de Patanjali, son:
Firmeza (sthira): Para una postura de tanta calidad como un yogasana, quien la practique debe tener la capacidad de permanecer firme en una postura, ya sea de pie (tadasana) o sobre la cabeza (sirsasana).
Comodidad (sukha): El uso de la respiración y la atención de la mente a la respiración, marcas distintivas del yoga, aseguran que existan un júbilo y una relajación considerables en quienes lo practican."


Según Sri K. Pattabhi Jois: "Vinyasa significa “sistema de respiración”. Sin vinyasa, no realices la asana. Cuando el vinyasa se ha perfeccionado, la mente está bajo control. Eso es lo principal: controlar la mente. Siguiendo la práctica de esta forma, gradualmente se adquiere el control de la mente." 
Y también: "...Las asanas deben de ser practicados en el orden correcto y siguiendo el método vinyasa. Por el contrario sí se descuida el movimiento de rechaka y puraka, ninguna parte del cuerpo se fortalecerá, los nadis sutiles no se purificaran. Debido al desequilibrio resultante, el cuerpo, los sentidos, la mente y el intelecto no se desarrollaran adecuadamente. Puede ser incluso que se desequilibren más todavía. Si se practican las asanas y el Surya Namaskara, deben de realizarse solamente siguiendo el método prescrito de la vinyasa. Tal y como dice el sabio Vamana: ‘Vina vinyasa yogena asanadin na karate (O Yogi, no realices asana sin vinyasa)’. Cuando se practica yoga con conocimiento del método correcto, es muy fácil aprenderlo, pero practicado sin ese conocimiento, se convierte entonces en una tarea muy difícil. Por eso, los aspirantes no deberían olvidar el método de la vinyasa, ni tampoco el de rechaka y puraka, e incluirlos en su práctica."

Podríamos seguir extendiéndonos aquí en análisis teóricos y gramáticos con respecto a las técnicas y los términos, y en la exaltación de los beneficios del Yoga, pero lo fundamental es tener en cuenta que se debe ir a las fuentes del Yoga, estudiando los textos clásicos, pues todo está ahí, y abordando la práctica bajo la guía de un Instructor o Guru calificado.

"...El yoga es una consciencia, un tipo de conocimiento. El yoga es el cese de las fluctuaciones de la mente, como dicen los Yoga Sutra de Patánjali: "yoga citta vritti nirodha". Cuando la mente se queda quieta, durante un cuarto de hora, incluso un cuarto de minuto, te darás cuenta de que la naturaleza del yoga es consciencia infinita, infinito conocimiento. No hay ningún otro objeto allí..." - Sri T. Krishnamacharya

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...